Capítulo 13

Más cosas que llaman mi atención al vivir en Suiza:

Aquí los niños tienen que aprender a andar e ir a la guardería solos. Por ello es común ver por las mañanas a grupos de niños de 5-6 años caminando a la guardería solos. Van en grupo y llevan como una especie de medalla refletante para ser vistos por los coches. En invierno es super gracioso verlos vestidos cual Michelín con sus gorros y guantes.

Otra cosa curiosa es que en Suiza existe el servicio militar obligatorio para todos los hombres entre 20 y 32 años. Pero lo que a mí me llamó la atención fue saber que cada año tienen que “renovar” si entrenamiento militar con un curso de unas semanas de duración. Es común ver a chicos jóvenes en el tren vestidos de camuflaje con sus maletas de vuelta a casa o camino al ejército. A su vez, esto les permite guardar un arma en la casa donde residen. El motivo al que aluden es que si el país entra en un conflicto bélico Suiza pueda contar con un ejército capaz de hacer frente a los enemigos.

La “renovación” del servicio militar me pareció curiosa y en cierta forma lógica debido al sistema que tienen. Pero cuando el tercer mes de estar en el país, un viernes de cena con amigos, un chico de Suiza afirmó que estaba clarísimo que todo suizo tenía al menos un arma en casa “por lo que pudiera pasar”. Yo me quedé un poco freaking out.

Y relacionado con esta idea, por ley, todas las casas/pisos deben disponer de un bunker en el que se puedan refugiar todos los habitantes del domicilio en caso de guerra.

Dejando los conflictos a un lado os hablo de la fruta. En cada supermercado lo primero que hay a la entrada es la sección de fruta y verdura. La fruta, como todo aquí, es cara. Pero hay mucha variedad (no os engaño si digo que puedes encontrar lo mismo que en España). La población es bastante consumidora de fruta y la toman como snack-excusa de aperitivo perfecto al ir al lago o dar un paseo. Esto me gusta mucho, porque es algo super sano y delicioso. Y recibes con alegría que se te pegue la costumbre de tomar fruta en vez de dulce o patatas cuando comes entre horas. Aunque a veces la parte racional del bolsillo no está tan contenta. Pero el dinero va después de la salud ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s