Capítulo 8

-The language shapes the world you live in. So you have to decide how you are shaping your world.-

Este capítulo va sobre las barreras.

Desde niña me ha gustado la diversidad. Es lo que hace el mundo interesante y por eso no estoy nada de acuerdo la unificación de lenguas tales como el esperanto. Hablando todos igual se perdería mucha riqueza de diversidad y cultura.

Pero durante el tiempo que llevo fuera de España me he dado cuenta de la importancia del idioma. Cuando vivimos en nuestro país creo que no somos conscientes de lo que supone hablar la misma lengua nativa que el que tenemos en frente.

Siempre he pensado que las personas que saben idiomas tienen más entrenado y desarrollado el cerebro. Porque aprender un idioma no es solo aprender a comunicar de otra manera, es aprender a pensar de otra manera. Cada idioma tiene una lógica diferente de pensamiento y hacer que tu cerebro sea capaz de cambiar su manera de pensar da agilidad de ideas y desarrollo mental. O por lo menos así lo entiendo yo.

Está claro que si dos quieren se pueden entender si palabras, o con pocas palabras. Pero cuando quieres conocer a una persona más en profundidad si no compartís idioma lingüístico es imposible. Recuerdo que hace tiempo leí una entrevista a un chico que dominaba muchos idiomas y que tras ello quedé muy de acuerdo con sus ideas. -Una de las ideas que me llamó más la atención, por su certeza y porque no lo había pensando hasta el momento, va relacionada con esto.- Comentaba que varios idiomas de los que él ahora hablaba los empezó a aprender con el deseo de poder conocer de verdad a las personas que estaba conociendo en el nuevo país en el que vivía. Porque si conoces a una persona hablando en el que es su idioma nativo siempre vas a poder conocerla como es. Sino siempre le quedarán cosas por expresar que se quedarán tras la barrera del idioma.

Por otro lado, conocer a personas de diferentes partes del mundo me ha hecho ser más consciente de las barreras que hay entre países y de la inconsciente suerte que tengo de pertenecer a la Unión Europea casi sin darme cuenta. Mis viajes siempre han sido a países europeos. Así que como nacida en un país dentro del convenio nunca he tenido problema para entrar o salir de ellos. Siempre he “acampado a mis anchas” creyendo que eso era la norma. Pero conocer a gente de otras partes del mundo me ha hecho ver que eso no es así para todos. Y esto me ha hecho sentirme un poco más afortunada y triste a la vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s