Capítulo 2

Cuando alguien me pregunta si me gusta la ciudad yo siempre digo: “yeah, yeah. I like it because it is not small enough that you can get bored in, but also no big enough that you can’t learn quickly how to manage in”.

Y es que aunque aun me quedan muuuuchiiiisimas partes por descubrir, para mí Zúrich es como una miniciudad que no llega a pueblo pero que tiene ese encanto pintoresco de no-ciudad-grande. Con sus iglesias de puntiagudos tejados bajo el reloj de números dorados, sus montañas alrededor y su lago.

1

Por ahora me parece encantadoramente pequeñita. (Algo que sorprende a los de aquí porque Zúrich es la ciudad más grande y poblada del país).

Las distancias que en Google maps se me asemejan largas después andadas no son nada. Y si no te apetece pasear, tienes prisa o el sitio al que vas está verdaderamente lejos, hay tranvías y trenes a casi todas las calles de la ciudad donde quieras ir.

Y como lo rústico no me gusta. Me transmite pena, me gusta que esta ciudad no lo es. Los tranvías le dan esa categoría de ciudad. Su localización entre Francia, Alemania, Austria e Italia; y su condición de país multilingüe*, hace que haya gente de muchas partes y eso también la dota de un toque multicultural que la convierte en más cosmopolita.

*Suiza está dividida en cantones y a su vez el territorio se divide en la Suiza romance/francesa, la Suiza alemana (donde está Zúrich) y la Suiza italiana.

2

Algo que me sorprendió al llegar fue conocer cómo es la vida nocturna aquí. Ya que sabía que los horarios son distintos a los de España y que la gente se acuesta pronto, pensé que las fiestas acabarían no demasiado tarde. Error: el segundo fin de semana aquí descubrí una discoteca en Hardbrücke (por ahora la parte “hipster” que conozco de la ciudad) que tiene DJs desde las 22:00h hasta las 09:00 de la mañana del día siguiente.

Y las personas que hasta ahora he conocido comparten el horario español de retorno a casa (aunque aquí se suele quedar a partir de las 21:00-21:30) y ¡la gente baila!. Algo que me sorprendió porque llegué con la idea asumida de que iba a ser la única “loca” que iba a bailar de solipandi en los sitios. Y no, me equivoqué para bien.

3

Por otro lado, aunque hablando inglés te puedes manejar bien, también tiene su gracia no hablar el idioma nativo. Sobre todo en los viajes en tren. Ya me ha pasado tres veces: el tren cambia de destino, necesita repararse o -no sé qué le pasaba la primera vez, pero era algo relacionado con la nieve- y yo al no enterarme de lo que la megafonía decía tuve que habiarmelas para saber que me tenía que bajar y montarme en otro tren o coger un bus.

Pero por lo general la gente aquí es muy atenta y te explican bien a dónde tienes que ir o te acompañan hasta el lugar.

4

Aquí no hay playa, pero tenemos lago. Y me gusta incluso más que tener playa.

Ya que no me he traído una buena cámara (aunque mi madre me lo dijo, lo sé mamá, pero por ahora tampoco la echo de menos), las fotos que os enseño son de Google images. He escogido aquellas que muestran más la realidad de cómo se ve la ciudad ahora. Tratando de plasmarla de forma realista, sin Photoshop. Pero no he encontrado ninguna que consiga mostrar cómo es sentarte en un banco frente al lago. Tratando de vislumbrar dónde está el final del agua que se convierte en el suelo de las montañas nevadas.

Algo que me extrañó la primera vez que fui al lago es que en él conviven gaviotas, patos, cisnes y palomas. Y me sigue pareciendo raro que haya tanto ave junto en un mismo sitio.

Pero sentada en el banco que está más cerca del mirador puedes pasarte horas solo mirando el horizonte. Sin necesidad de hablar, solo de mirar. Lo comprobamos hace un par de semanas y yo no fui la única que se sentía como en casa sentada en ese banco mirando al horizonte.

Aunque quizás luego, (tras decidir despertar del trance para a ponerte los guantes, que las manos se te quedan frías); apetecería más una cocacola en una terracita al sol con aceitunas o altramuces, en vez de otro chocolate caliente con una manta de pelo sobre los hombros (de esto hablaré en otro post). Pero no se puede tener todo 😉

5

Hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s